Un hombre honesto

Caminaba por las calles de Barrio Brasil, con calor y apestada porque había caminado 20 minutos y mi clase fue cancelada sin aviso previo. Además me dolían los pies debido a los zapatos lindos, pero poco prácticos, que usaba. Doblé por la esquina de Santa Monica con Cienfuegos y ahí vi un hombre con bicicleta.

“Hola Corazón,” me dijo “Eres la niña más linda que he visto hoy día.”

Es el piropo más honesto que he recibido en mi vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s